La Imagen Personal

La Imagen Personal es una construcción que debe realizarse con sumo cuidado, para no errar en los objetivos que se quieren alcanzar y que tienen que ver con el propio desarrollo en diferentes ámbitos.

Hay un conocido refrán que dice “ver es creer” y grafica claramente que en todo lo que vemos estamos depositando valores, expectativas, adjetivos…
No necesariamente “lo que vemos es lo que es”; pero en general, en una persona con una imagen coherente lo que vemos es el reflejo de lo que es.

Podemos afirmar que nos formamos una primera impresión de alguien en los primeros 30 segundos de relación; aunque ni siquiera “de relación” propiamente dicha, sino que con el simple hecho de ver a alguien (no necesariamente hablando con ese alguien) nos formamos una impresión o imagen sobre ella.

Nos guste o no, coincida con nuestra escala de valores o no; la gente se forma una impresión de nosotros basada en lo que ve.
Es decir: la forma en que llevamos nuestro cuerpo, nuestra sonrisa, nuestro cabello, nuestra ropa, nuestro saber estar y el resto de elementos que forman la comunicación no verbal hablan por nosotras antes de que abramos la boca por primera vez.

Una imagen vale más que mil palabras.

Cada vez se trabaja más con la imagen. No sólo políticos, estrellas y celebridades utilizan los servicios de asesoría de imagen, sino que también lo hacen asociaciones sin fines de lucro, entes estatales, vendedores, gente de negocios e inclusive la gente que no desarrolla ninguna actividad laboral de todos modos está cada vez más preocupada por su imagen.

Para concluír esta primera entrega diré que los cambios de imagen, relacionados con: vestimenta, colores, modales, comportamiento y habilidades de comunicación tienen poco valor si no van acompañados por cambios en el interior de una persona.

La ropa es el complemento y la extensión de uno mismo. Es la que sella con broche de oro nuestra habilidad para las relaciones humanas, ya que manifiesta el respeto que tenemos por nosotros mismos y por los otros.
La imagen es una impresión visual.
Es que vivimos en un mundo visual.
Y uno es su propio retrato, o su propia autobiografia. Cuando un pintor tiene en mente una obra, piensa en todo y el resultado de su obra es la expresión misma de su alma. Por lo tanto, el conjunto total de una persona a la hora de vestirse, debe ser el resultado y pa proyeccion de sus valores personales y sus metas.

Anuncios