El color, poderoso medio de comunicación

Los colores son poderosos medios de comunicación, nos trasmiten una gran variedad de sensaciones, despertando sentimientos o induciendo estados de ánimo. Están asociados con ideas y pensamientos colectivos y cada cultura los reconoce de una forma particular. Empleados en el vestuario los colores pueden revelar deteminados aspectos de la personalidad, reforzar ciertas actitudes y/o señalar momentos especiales por los cuales atravieza la persona que los usa. Dependiendo del matiz, tono, luminosidad y pureza del color, y de donde se lleva puesto, es el mensaje oculto que una determinada prenda de vestir envía al cuerpo (que lo recibe por contacto en forma directa) y a las demás personas con las cuales se interactúa. La zona superior del cuerpo, de la cintura hacia arriba (blusas, camisas, poleras, chalecos, bufandas), se relaciona principalmente con el mundo emocional, deseos y necesidades. La zona inferior, de la cintura para abajo (pantalones y faldas), trasmite información a cerca de las necesidades materiales y la energía física que maneja la persona, su fuerza al momento de defender una posición.
La ropa exterior o visible, es lo que se muestra o se quiere trasmitir; la ropa interior en cambio, representa los aspectos personales más íntimos y delicados, los talentos e inhibiciones, aquello que verdaderamente se quiere y se siente.